Bono auto-moto 2022, para los que pagan de verdad: aquí está el Dpcm

Ayer se publicó en el Diario Oficial la Dpcm que da luz verde a la nueva edición de los incentivos para coches y motos.

Según el decreto, hay una dotación de 650 millones para el coche disponible para 2022: 220 millones para los coches con emisiones entre 0 y 20 gramos de CO2 por km (eléctricos), 225 millones para los 21-60 (híbridos enchufables ), 170 millones para la categoría 61-135 (endotérmica de bajas emisiones). En el decreto que da luz verde a los incentivos también hay recursos para los vehículos de dos ruedas: para motocicletas y ciclomotores se destinan 10 millones para vehículos no eléctricos y 15 millones para vehículos eléctricos, mientras que se destinan 10 millones de euros a vehículos comerciales de categoría .

Coche de bonificación: las reservas comenzarán a partir del 25 de mayo

A partir de las 10 horas del miércoles 25 de mayo, se reabre la plataforma ecobonus.mise.gov.it, donde los concesionarios podrán reservar contribuciones para la compra de vehículos, automóviles y motocicletas nuevos y no contaminantes. El decreto del primer ministro con las medidas propuestas por el ministro de desarrollo económico, Giancarlo Giorgetti, fue publicado ayer en el Boletín Oficial, según nota del Mise. Por tanto, los contratos de compraventa, estipulados a partir de la publicación de la disposición, serán válidos a los efectos de contabilizar el aporte de la subvención a ingresar en la plataforma.

Para los incentivos se han destinado 650 millones de euros para cada uno de los años 2022-2023-2024, que se encuentran entre los recursos aprobados por el Gobierno en el Fondo de Automoción para el que se ha dotado una dotación económica total de 8.700 millones de euros hasta 2030 En concreto, los 650 millones de euros para el año 2022 se reparten entre 220 millones para la compra de coches eléctricos, 225 millones de euros para híbridos enchufables, 170 millones de euros para endotérmicos de bajas emisiones. Para motocicletas y ciclomotores, en cambio, se destinan 10 millones para vehículos no eléctricos y 15 millones para vehículos eléctricos, mientras que 10 millones de euros se destinan a vehículos comerciales de las categorías N1 y N2.

Para los turismos (categoría M1) con emisiones entre 0-135 g/km CO2, Euro 6, se han actualizado los límites de precio de lista del vehículo nuevo y las cuantías de las contribuciones concedidas, teniendo en cuenta la banda de emisión y la presencia del vehículo a achatarrar (hasta 4 €). Para la gama 0-20 g/km CO2, el precio de lista no debe superar los 35.000 euros (sin IVA) y la aportación es de 3.000 euros sin desguace y 5.000 euros con desguace. Para la gama de CO2 21-60 g/km, el precio de lista no debe superar los 45.000 euros (sin IVA) y la aportación es de 2.000 euros sin desguace y 4.000 euros con desguace. Para la gama 61-135 g/km CO2, el precio de lista no debe superar los 35.000 euros (sin IVA) y la aportación es de 2.000 euros exclusivamente con desguace.

Auto incentivos: quién puede aplicar

Las personas físicas pueden acceder a las cotizaciones mientras que las personas jurídicas, a las que se les reserva una participación del 5% de los recursos destinados a los automóviles, pueden contabilizar cotizaciones única y exclusivamente para los rangos de 0-20 y 21-60 g/km CO2 si los vehículos se utilizan en compartir coche con fines comerciales. Para motocicletas y ciclomotores también se han introducido contribuciones para vehículos no eléctricos, equivalentes al 40% del precio de compra hasta 2.500 euros. La aportación se reconoce únicamente a las personas físicas que adquieran un vehículo por un importe no inferior a 5 euros y desguacen un vehículo de la misma categoría (hasta 3 euros). Es necesario que el vendedor aplique un descuento del 5%. Para motocicletas y ciclomotores eléctricos, la compra solo está prevista por personas físicas. La aportación es igual al 30% del precio de compra sin achatarrar hasta 3.000 euros y al 40% con achatarramiento de un vehículo de la misma categoría (hasta 3 euros) hasta 4.000 euros.

Para los vehículos comerciales, además de la categoría N1, la categoría N2 también era elegible para la contribución. La aportación, para los compradores PYME, incluidas las personas jurídicas, se proporciona exclusivamente para los vehículos con suministro de energía eléctrica con la obligación simultánea de achatarramiento (hasta 3 €). También se establecen los requisitos para mantener la propiedad del vehículo adquirido con el incentivo: 12 meses en el caso de comprador persona física y 24 meses en el caso de comprador persona jurídica. Este requisito está previsto para la compra de automóviles, motocicletas y ciclomotores, quedando excluidos los vehículos industriales. Los vendedores deben confirmar las operaciones dentro de los 180 días a partir de la fecha de apertura de la reserva, tal como lo exige el artículo 6, párrafo 2, del Decreto Ministerial de 20 de marzo de 2019.

Bono coche, hoy empezamos: cómo conseguir un descuento de 5.000 euros

Día del clic inevitable: los incentivos se están acabando

A partir del 25 de mayo, toda la información adicional estará disponible en el sitio web www.ecobonus.mise.gov.it. Para efectos de reservar el incentivo a ingresar en la plataforma, serán válidos los contratos de venta, estipulados a partir de ayer, fecha de publicación de la Dpcm. El mecanismo conducirá inevitablemente a un día de clic para los concesionarios que deseen asegurar el acceso a las concesiones mediante la reserva, que se detiene cuando se agotan los recursos.

Si se han despejado las dudas sobre el funcionamiento de los incentivos, persisten otras dudas sobre la conveniencia real de los incentivos: además de las cantidades limitadas respecto a años anteriores, las subidas de precios de catálogo, los largos plazos de entrega y los cambios esperados que podrían hacer obsoletos prematuramente pesar. Se fomentan los modelos en esta fase. Con futuras medidas enérgicas de la UE sobre las emisiones, los coches eléctricos sin duda se extenderán, en detrimento de los codiciados híbridos de hoy. Pero solo el tiempo dirá si la transición a la electricidad será total y si se reducirá la contaminación: en realidad, la producción de baterías consume mucha energía como pocas.

Para 2035, la Comisión de la UE ha propuesto prohibir la venta de automóviles con motores tradicionales. La norma anticontaminación debería ser la Euro 7, que debería nacer en julio para entrar en vigor en 2025. Con la conducción semiautónoma y la electrificación, también encarecerá los coches con motor diésel o gasolina. Empujando a muchos a mantener su automóvil actual, sin restricciones de tráfico en muchas áreas urbanizadas, lo que podría, más que cualquier otra cosa, obligarlos a cambiar de automóvil.

.

Add Comment