Dieta de ayuno intermitente, un nuevo estudio cuestiona los súper efectos – Corriere.it

desde laura cuppini

La pérdida de peso y la mejora de los parámetros metabólicos fueron similares a las de aquellos que podían comer las 24 horas del día. Erzegovesi (San Raffaele): “Pero la dieta con 16 horas de ayuno no tiene contraindicaciones y es fácilmente practicable”

La dieta del “ayuno intermitente” es muy exitosa. También en Italia: hace un par de años Fiorello hablaba con entusiasmo de su dieta, basada en la restricción horaria diaria (comemos de 8 a 16luego en un período de 8 horas, y luego pasar 16 horas sin comer). El objetivo principal es bajar de peso.pero puede haber otros beneficios, como una “limpieza” más intensa del organismo (y del cerebro).

El experimento chino

Un nuevo estudio, realizado en la Universidad de Guangzhou (China) sobre 139 personas obesas seguidas durante un año -y publicado en el Revista de medicina de Nueva Inglaterra
-, sin embargo, cuestiona si el ayuno intermitente (y en particular la dieta de restricción de 8 a 16 horas) ofrece ventajas particulares en términos de pérdida de peso. en el experimento las mujeres consumían entre 1200 y 1500 calorías al día y los hombres entre 1500 y 1800. Los participantes debían fotografiar cada plato consumido y llevar un diario de alimentos. También eran monitoreados constantemente por un entrenador de comida. La mitad de los voluntarios seguía la dieta de restricción horaria, la otra mitad podía comer libremente, pero sin exceder el total de calorías permitidas.

Pérdida de peso

Después de un año, ambos grupos habían perdido peso: un promedio de 8 kilos el de restricción horaria, un promedio de 6,3 el otro. Una diferencia no estadísticamente significativa. La mejora de otros parámetros, como el perímetro abdominal, la grasa corporal y la masa magra, también fue similar (en valores medios) en los dos tipos de dietas. Lo mismo ocurre con los niveles de glucosa en sangre, la resistencia a la insulina, el colesterol y la presión arterial. En resumen, el régimen 16:8 (16 horas de ayuno, 8 horas de nutrición) no sería más útil que simplemente reducir su ingesta diaria de calorías. ¿Es realmente así?

Resultados ligeramente mejores

“El estudio es amplio y está bien realizado – explica Stefano Erzegovesi, médico jefe del Centro de Trastornos Alimentarios del Hospital IRCCS San Raffaele de Milán -. Muestra esa extender el ayuno a 16 horas no influye ni en la pérdida de peso ni en los parámetros metabólicos, siempre que se respete una importante limitación calórica. Sin embargo, al observar las tablas del estudio, se puede observar que se lograron objetivos ligeramente mejores en el grupo de restricción horaria (pérdida de peso de 8 kg en promedio en lugar de 6,3, la grasa visceral disminuyó en 26 cm cuadrados en lugar de 21): esto podría llevar a la hipótesis de que, en un estudio con un mayor número de participantes, las diferencias podrían ser estadísticamente significativas, en favor de la dieta 16:8».

¿Es útil saltarse la cena?

“En la base está la idea de que el metabolismo de los azúcares y la insulina sigue nuestros ritmos circadianos, por lo que es mejor comer en el rango de 8 a 16 (cuando el sol está más alto que el horizonte). Si consumes demasiado por la tarde y, especialmente por la noche, “chocas” con una mayor resistencia a la insulina (esto afecta a todas las personas, no solo a los diabéticos) y, además, la cena cercana al sueño hace que los mecanismos de limpieza cerebral que se activan por la noche».

¿Por qué es exitosa la dieta con 16 horas de ayuno diario?

«Porque es fácilmente practicable -afirma Erzegovesi- y además no tiene contraindicaciones, salvo en el caso de sujetos en crecimiento (niños, adolescentes, mujeres embarazadas y lactantes) y, sobre todo, en el caso de los trastornos alimentarios, donde evidentemente es poco práctico . Piensa en una persona que sufre de bulimia: una vez que termine el ayuno, se lanzaría a más borracheras no reguladas. Entre mis pacientes, la mitad logra respetar las 16 horas de ayuno sin problemas (de 16 a 8), la otra mitad en cambio pide romper con una cena ligera. Estas son diferencias subjetivas, que siempre deben ser escuchadas y respetadas. En cualquier caso, antes de iniciar un régimen de ayuno intermitente, siempre debes buscar el consejo de tu médico”.

¿Cuáles son los beneficios de la dieta “16:8”?

«Además de la pérdida de peso y la mejora de la resistencia a la insulina, durante el ayuno se produce un aumento de la conciencia de las propias sensaciones internas, con una mejor capacidad de percepción con las sensaciones de verdadera hambre y saciedad. Para evaluar la eficacia del tipo de dieta se evalúan junto con el médico parámetros relacionados con el nivel de energía: por ejemplo si se siente menos cansado, menos hambriento y, sobre todo, si mejora la eficiencia mental (por ejemplo atención y concentración)” .

¿Cómo se organizan las comidas?

“Son tres: desayuno, almuerzo y merienda. Para el desayuno recomiendo leche fermentada (yogur o kéfir) blanca y sin azúcar, un cereal integral a elección (por ejemplo pan integral de verdad), mermelada, frutos secos (15 gramos), fruta fresca (una ración, que equivale a 150 g), un líquido caliente (como té o café). Como alternativa al pan/galletas y mermelada, puede optar por una simple rebanada de pastel o galletas secas. El almuerzo debe ser completo: un primer plato preferiblemente integral, un segundo plato (un día a base de proteínas vegetales, un día a base de proteínas animales, alternando), doble ración de verduras (una ración corresponde a 80 g si es ensalada de hojas, 250 g para todas las demás verduras), una porción de fruta. Los que tienen problemas de hinchazón abdominal con fruta al final de una comida pueden comerla a media mañana o a media tarde».

¿Y por la tarde?

«Para la merienda recomiendo un cereal integral (80 gramos: puede ser pan, pero también pasta o arroz), una ración de verduras y una de fruta fresca, más una de frutos secos (15 gramos). Durante el resto del día es posible consumir bebidas sin azúcar o con azúcar».

¿Existen formas más leves de ayuno como el 16:8?

“Quienes quieran iniciar el ayuno intermitente pueden seguir, durante al menos dos meses, el tipo 12:12 (12 horas de comida y 12 de ayuno, por ejemplo, terminar la cena a las 8 de la noche y desayunar a las 8), y luego eventualmente pasar al 16:8, cuando el cuerpo esté “entrenado” y previa consulta al médico tratante».

21 de abril de 2022 (cambio 21 de abril de 2022 | 17:41)

Add Comment