Haaland-City, un “sí” de 29 millones al año. Pero el sentimiento con Pep no se da por hecho

El Manchester City le dará al noruego un sueldo de oro, además porque la tarjeta costará “solo” 75 millones. En el pasado Guardiola ha tenido problemas en la relación con los delanteros: ¿esta vez será diferente?

El silencio de Pep Guardiola vale más que el asentimiento. La transferencia de Erling Haaland al Manchester City ahora se considera completa. Así que el goleador noruego prefirió la Premier League antes que dejarse llevar por los halagos de Barcelona, ​​Real Madrid o PSG. Es una elección sobre la que el jugador, su familia y Mino Raiola han reflexionado durante mucho tiempo. También porque el balón estaba exclusivamente en sus manos, teniendo en cuenta que el Borussia Dortmund había pactado con tiempo las condiciones de la venta. Tanto es así que el Manchester City paga ahora “apenas” 75 millones de euros al club alemán. Sin esta cláusula, el mercado ahora podría haber abierto una subasta por casi el doble del monto. Por su parte, Haaland percibe un salario neto de 29 millones anuales. Para que quede claro, Mbappé (al vencimiento del contrato) no gana mucho más. Por supuesto, este nuevo contrato es complejo, con muchas bonificaciones y cláusulas accesorias. En este frente, por ahora, se mantiene el velo de la privacidad. Ya habrá tiempo de profundizar y descubrir el inevitable trasfondo.

Etapa intermedia

Porque, seamos claros, en la carrera de Haaland hasta ahora nada ha sucedido por casualidad. Ejemplar en este sentido es el traspaso al Borussia Dortmund. Cuando se fue del Salzburgo, Erling ya había atraído la curiosidad de los grandes de Europa: incluida la Juve. Pero en ese momento, en el umbral de los 20 años, buscaba una experiencia intermedia. Y así fue exactamente en el Dortmund: camiseta de titular, goles a voluntad, pero sin la obligación de ganar a toda costa. En cambio aterrizará en el Etihad con la etiqueta del protagonista. Y no solo por el sueldo de número uno… En este sentido cabe recordar que el pasado verano Begiristain, el fichaje del City, llegó a ofrecer 120 millones al Tottenham por Harry Kane. Y desde entonces la casilla del número 9 ha permanecido vacía. Esos cien millones gastados en Grealish no sirvieron para nada, pero lo habían metido en la cuenta: el ex Aston Villa no es delantero.

Pep y el delantero centro

Por lo que Haaland tiene una gran responsabilidad para solucionar el problema del gol al exigente técnico catalán. En este sentido, hay un precedente célebre que Raiola no puede haber pasado por alto. En aquel verano de 2009 Guardiola intentó el triple salto mortal táctico: abandonar el falso nueve (sello de marca de su Barcelona) para unir a Zlatan Ibrahimovic con la estrella Messi. Un experimento miserablemente fallido, como todos sabemos. Desde entonces, Pep siempre ha tenido relaciones técnicas polémicas con sus delanteros. No se sorprenda, pues, si en esta promesa de matrimonio se han dedicado unos párrafos precisamente a las relaciones técnico-tácticas entre el bombardero biónico y el vate de juego. Una alquimia por descubrir. No se puede negar, un desafío fascinante.

.

Add Comment