“Invertiremos 190 mil millones en infraestructuras y tecnologías” – Corriere.it

No son muchas las empresas en el mundo que se preparan para lanzar un plan de inversión de más de 190.000 millones de euros en los próximos 10 años. Una de estas empresas es italiana. Y en torno a ese plan, que es todo menos la continuación de lo hecho hasta ahora, también se juega gran parte del juego nacional en términos de modernización del país y aumento de su capacidad competitiva. Pero también de la sostenibilidad desde el punto de vista económico, medioambiental y social. No será un paseo por el parque.

Ferraris (Ferrovie dello Stato): «Invertiremos 190.000 millones en infraestructuras y tecnologías.  ¿El reto?  Modernizando el país

Qué luigi ferrari y su equipo en ferrocarriles estatales han desarrollado es un plan que cambia su horizonte, generalmente calibrado en 3-5 años, hasta 10 años. Con un contexto macroeconómico en fuerte movimiento por los acontecimientos relacionados con Ucrania pero también con un imperativo para el país: poder contar con una infraestructura de movilidad que sea un eje fundamental para el desarrollo. Y con la necesidad de un cambio de ritmo decisivo. Atestiguado por el hecho de que el FS será la empresa que deberá transformar la mayor parte de los recursos del PRN en realizaciones concretas. No es casualidad que los impactos previstos sobre el producto interno bruto del país estén señalados en el plan en un 2-3% anual (entre 30 y 45 mil millones cada 12 meses). Con repercusiones en el empleo conexo que puede oscilar entre 220.000 y 270.000 puestos de trabajo, frente a un aumento del 30% en el transporte ferroviario de viajeros y casi el doble respecto a 2019 si hablamos del transporte de mercancías.

Un plan a 10 años, ¿de dónde viene una decisión tan fuerte?
“En primer lugar por la necesidad de una planificación que mire la construcción y finalización de las infraestructuras”, explica Ferraris, desde mayo del año pasado señalado por el gobierno de Draghi al frente del grupo FS. Gerente extremadamente reservado, fue responsable de algunas transacciones industriales y financieras importantes, como la cotización de Enel Green Power y la Oficina de Correos de Italia. Pero también el lanzamiento y consolidación de Terna como una de las mejores empresas de redes eléctricas del mundo. Lombardo de nacimiento pero ligur de adopción, ayer mismo lanzó un gran desafío con un plan industrial valorado en casi 200 mil millones.

Ciclo completo de las obras, ¿a qué te refieres?
“Cuando hablamos de infraestructuras ya no debemos considerar los lotes únicos en los que se divide una vía férrea o una carretera, sino lo que los técnicos denominan la obra ‘toda la vida’”.

¿Qué cambia cuando se considera una infraestructura de vida completa?
«Significa financiar y planificar la realización completa, dando certeza sobre su ejecución y oportunidad y creando así las condiciones para realizar inversiones en turismo o negocios. Apuntar a las necesidades futuras también en términos de la profesionalidad necesaria. Permitir que los contratistas implementen políticas de protección de costos, con una adquisición preventiva de materiales para reducir riesgos previsibles o imprevisibles, como los generados por la crisis de Ucrania y la pandemia».

De hecho, a menudo hay buenos proyectos en los planes, pero el punto real es hacerlos realidad.
“Exactamente, y ese es nuestro objetivo. Para lograrlo, también se necesitan reglas ciertas y transparentes».

Pero que deberia cambiar? Sin embargo, es el estado el que paga…
“En la situación actual es así. En su lugar, se deben lograr contratos programa, regidos por un mecanismo transparente para cubrir obras nuevas y mantenimientos extraordinarios. Adoptando un modelo de remuneración del capital invertido que prevea el financiamiento por parte de la empresa, teniendo en cuenta también la depreciación por todo el tiempo de construcción y mantenimiento”.

Volvamos al plan, ambicioso y con muchos objetivos. ¿Los cuatro primeros?
«Llevar a cabo todas las inversiones previstas. Hacer atractivo el transporte colectivo frente al transporte individual. Duplicar la cuota de transporte de mercancías por ferrocarril. Poder cubrir al menos el 40% de nuestras necesidades energéticas solo, en autoproducción, a partir de fuentes renovables».

¿Y para lograrlos habéis reorganizado toda la galaxia de vuestras sociedades?
“Sí, se necesitaba una gobernanza sólida y un enfoque de sistema. Por lo tanto, estamos agregando todas las empresas en solo cuatro polos: infraestructura, pasajeros, logística y urbano, y activando una coordinación central de todas las actividades internacionales. Cada hub tiene su propia misión, pero el proyecto es único: hacer más eficaz, sencilla y sostenible la movilidad colectiva de mercancías y pasajeros, revitalizando ciudades y territorios y apoyando las actividades productivas y turísticas”.

Repetiré, fácil de decir…
«Pero también posible de hacer. Apuntando a dos facilitadores fundamentales, las personas, para ser valoradas y motivadas, y la innovación digital».

¿Qué tiene que ver lo digital con esto?
“La tecnología digital permite, con plataformas ad hoc, y crearemos cinco de ellas, hacer que los procesos comerciales complejos sean rápidos y efectivos, desde la logística hasta el monitoreo de la infraestructura y la creación de las condiciones para una movilidad de pasajeros inteligente e integrada, para facilitarles la vida. que viajan, con un único billete, horarios sincronizados, información en tiempo real… Más otro proyecto de extensión de fibra en todos nuestros 17.000 kilómetros de red ferroviaria hasta 2.200 estaciones, que permitirá aumentar la conectividad incluso en zonas mal servidas » .

Pero esto parece el libro de los sueños.
“No lo es en absoluto. En Suiza existe una plataforma de este tipo y reúne hasta 300 entidades diferentes. Los acuerdos a tal efecto deben firmarse con otros socios, como hicimos con Aeroporti di Roma. Y realizar sinergias de sistema que la nueva organización facilitará, produciendo modelos virtuosos de integración concreta de infraestructuras y servicios para aumentar la participación del transporte público».

Creando un sistema, incluso entre RFI y Anas.
“Por supuesto, para integrar nuestros 17.000 kilómetros de vías férreas con nuestros 32.000 kilómetros de carreteras de Anas. Poner en sistema las obras de infraestructuras y más de 40.000 puentes y viaductos significa hacer economías de escala, optimizar las elecciones estratégicas en el territorio, planificar de forma integrada, coordinar las intervenciones de mantenimiento para minimizar las molestias a los viajeros”.

Y luego el mantra, la palabra clave de integración.
“Sí, porque en muchas rutas vamos a reducir los tiempos de viaje, por ejemplo iremos de Nápoles a Bari en dos horas, pero si no encuentro la conexión con un servicio local, o no tengo plazas de aparcamiento de intercambio donde dejar el auto, me arriesgo a frustrar ese resultado”.

Entonces, ¿también trabajas en el estacionamiento?
«En la misión del eje urbano, además de regenerar bienes inmuebles y suelos que ya no son instrumentales al servicio ferroviario, también está eso. Ya contamos con 84 estacionamientos, queremos llegar a 250 con miles de columnas para autos eléctricos y espacios para compartir. Y luego crear y gestionar infraestructuras para la movilidad urbana sostenible, y dar soluciones logísticas de primera y última milla en las mismas áreas urbanas».

Logística y fletes, otro punto sensible. Hoy en día, el transporte por carretera siempre gana.
«La primera y la última milla compiten con el caucho, a partir de los 400 km el tren se vuelve competitivo pero se necesitan puertos, puertos traseros y terminales para integrar de forma efectiva carreteras y vías. Para hacer esto, debemos convertirnos en un operador del sistema, también a través de asociaciones específicas. También es cierto que hoy en día el transporte por carretera se beneficia de fuertes concesiones, por lo que será necesaria una mayor atención a nivel regulatorio para evitar la invasión de Tir. Pero puede hacerse. En Europa lo hacen».

Comencemos con Italia…
«No, el enfoque debe ser europeo. Porque Europa es ahora nuestro mercado local. Estamos en Alemania, Holanda, Francia, Grecia, Gran Bretaña y próximamente en España. Porque Italia es una plataforma logística europea en el Mediterráneo, al servicio de Europa. Porque un puerto como Génova, una vez completado el Tercer Paso, ganará la competencia de Róterdam, ahorrándose 4-5 días de navegación».

Luego está esta novedad de la producción de energía…
“Sí, explotando nuestras áreas, y también las cubiertas de los talleres, y con un control único del Grupo sobre consumo, aprovisionamiento y producción de energía, podremos soportar hasta el 40% de nuestras necesidades y contribuir a la transición ecológica de el país”.

Todo hermoso, ¿y quién lo hace?
“Nuestra gente. Colegas que, como ha sucedido hasta ahora, sabrán asumir estos nuevos desafíos y superarlos, al servicio del país”
.

Add Comment